miércoles, mayo 02, 2007

Mision Imposible


Hoy hace aquí un sol radiante. Total, que me he levantado y he mirado por la ventana ese sol deslumbrante y, en un arrebato de enajenación mental, me he dicho : ¿y si tomo un poco de sol? Venga. Asi que me he puesto unos pantalones cortos y una camiseta de tirantes ( por que no sé donde estarán los bikinis, es lo que tiene haberse mudado tantas veces en tan poco tiempo ), cogo un libro, cojo el movil y me salgo a la terraza, donde he visto la tumbona ya colocada.
Primer Viaje : Me doy cuenta de que está sin nada, o sea, que tengo que volver a entrar a por una toalla o algo asi para no estar incómoda. Suerte que es en la planta baja. Según me siento, abro el libro y no veo nada.
Segundo Viaje: Soy tan despistada que me he dejado las gafas de sol, sin las que no veo absolutamente nada. Esta vez me toca ir hasta el segundo piso, maldición. Hago memoria a ver si necesito algo mas, y decido que voy a coger una botella de agua por si acaso me da sed. Y como eso está en el garaje, me toca bajar hasta abajo del todo a por ella.
Ya estoy, ¿verdad? Pues no llevo ni dos minutos tumbada cuando decido que el pelo me está dando calor, y que alguien mas acostumbrada a estas cosas se habria bajado una goma para hacerse una coleta, minimo.¿Lo adivinais, no?
Tercer Viaje : Esta vez tengo que subir al atico, que es donde tengo todas mis cosas de maquillaje, cremas y pelos. Alli tengo hasta una cinta para apartarme el flequillo,lo cojo todo y me vuelvo a bajar a la tumbona.
Y si, me siento, pero al de un rato el sol apenas me deja abrir los ojos por mucho que lleve gafas, de forma que casi no puedo ni ver el libro que tengo delante, y ya no estoy tranquila por que he visto una avispa rondando cerca de mi, y éste año parece que todos los bichos se han puesto de acuerdo para picarme. Ademas, la tumbona es jodidamente dura, y ni siquiera la toalla consigue suavizar ese efecto, asi que decido que, obviamente, he nacido para odiar el sol,el verano, las tumbonas, las cremas solares y las rencorosas avispas. Además, tengo que ir a trabajar dentro de 3 horas, y no quiero que me dé una insolación. He dicho!

3 comentarios:

BonScott dijo...

Uffff, tomar el sol, menuda odisea...
Soy de los que no pueden estar simplemente eso, tomando el sol, ahi tumbado, y vuelta, y vuelta, y vuelta y vuelta.... Tengo que estar haciendo algo, ya sea leer, dar un paseito, jugar a las palas o algo asi. Pero soy totalmente incapaz de colocarme bajo ese calor sofocante sin más. Además, no me gusta demasiado, porque creo que me sobra melanina,XDDD Es estar dos o tres dias tomandolo, y me vuelvo negro cual escarabajo, y no me mola nada.
Miralo por el lado bueno, al menos algo de ejercicio has hecho...xDD Kiss!!

Marisa dijo...

Ja,ja. Lo que no te pase a ti..
Estoy deacuerdo con Bon, has echo un ejercicio de la leche!!
Pero no desesperes, que con un poquito de suplicio luciras un escote (de esos de los tuyos) bien mono y morenito y ale, a provocar algun que otro babeo por alli.

ja,ja.. me estoy acordando del tio de la playa.. ja,ja.. del raro ese de la cabeza....

Y eso te pasa por vivir en tu casita, si vivieras en un piso como yo, tendrias que salir al balcon y tendrias todo mucho mas a mano

Verónica dijo...

Que asco de calores y soles...

VeRo y tal