sábado, marzo 24, 2007

Prologo de Geminis

Una vez leí en una revista que el signo del zodíaco Géminis era el más adecuado para cometer un crimen y conseguir que otro pareciera el culpable. Nunca me lo había planteado hasta que, después de un par de años, una noche tumbada en la cama me dí cuenta de que en realidad era yo la que había planeado todo. Quizá yo no tuve la idea, pero si ideé el plan, y me aseguré de que fuera ejecutado. No sé, quizás sean ciertos todos esos reportajes sobre las cualidades de cada signo; yo los había leído montones de veces, y los encontraba divertidos, supongo que por que había sobre ellos un halo de escepticismo difícil de olvidar. Yo era una chica muy escéptica en general, poco dada a las tonterías; si, tenía la labia, la facilidad de comunicación, la inconstancia y frecuentes ramalazos de superficialidad. Había mucha gente así suelta por el mundo, sobre todo con lo último. Pero la verdad, si he de ser sincera, durante los 6 años que pasamos planeando el crimen que luego cometimos, si, tengo que reconocer que yo fui la mayor artífice del plan. Y no me arrepiento; incluso hoy en día, no cambiaría ni una sola cosa de las que hice. Para entender por que hicimos algo semejante tendríamos que remontarnos a 1993, que fue el año en que un hombre llamado David Allen apareció en nuestras vidas de forma realmente dramática. Diana, Jojo y yo nos conocíamos prácticamente desde la escuela primaria, aunque no empezamos a salir juntas hasta poco antes de empezar en la secundaria, más o menos al cumplir los 16. Aunque éramos buenas amigas ( eso significaba que íbamos convenientemente pegadas a todas partes, tanto que parecíamos trillizas ), no teníamos demasiado en común. Sin embargo, estábamos mas unidas que muchas otras chicas para quienes tener amigas solo suponía la oportunidad de acostarse con el novio de la susodicha ( por aquella época, éste era el deporte mas practicado por las chicas de Milwaukee ). Yo no tenía novio, pero mis dos amigas si, y jamás se me hubiera ocurrido fijar mis ojos en ninguno de los dos. Además, si he de ser sincera, yo tenía otras aspiraciones distintas. Por desgracia, provenía de una familia obrera, pero estaba dispuesta a cambiar esa tradición familiar, por lo que vivía preocupada de los estudios. Quería universidad, y la quería con una beca, de manera que no podía permitirme encrucijadas románticas. A esa edad, los chicos y las chicas jugaban complicadísimos juegos de seducción que ocupaban la mayor parte del día, y como yo era de esa rara especie que no concebía el sexo a secas, pues no tenía mayores problemas en seguir soltera. Los chicos se desvivían por acostarse contigo, pero la cosa cambiaba cuando había un cierto compromiso, así que yo tenía suerte, al fin y al cabo. Casi todos los chicos se enamoraban de Diana, y eso nos daba un respiro a Jojo y a mí. Y Diana, que se alimentaba de esas cosas, era feliz en su mundo de brillantes espejos, vestidos vaporosos y coronas de Miss (Diana siempre andaba metida en concursos de belleza, pruebas para televisión, books de modelo y demás cosas espirituales). Jojo en cambio era distinta; ni le preocupaban los chicos, como a Diana, ni los estudios, como a mí. Para explicar como era y como terminó siendo después de que David Allen destrozara su vida, tendría que volver atrás, al año 1993…..

jueves, marzo 22, 2007

¿Conoces a Jack Bauer?

Pues deberías. Aunque ultimamente hay un montón de buenas series ( estamos ante un auténtico boom, la verdad ), para mi la mejor sigue siendo "24", esa serie apasionante de formato innovador que ha devuelto la salud cinematrográfica al actor Kiefer Sutherland. Éste da vida a un miembro de la UAT (Unidad Anti Terrorista), y no lo hace del modo habitual, no; se trata de un anti heroe en toda regla. Nada de amabilidad, nada de tonterías y pocos escrúpulos; sin embargo, resulta competente, perseverante, honesto y con un buen par de cojones. La serie no deja respirar; ya la primera temporada se reveló como una bomba, lo que quedó confirmada en la segunda ( para mi una de las mejores temporadas ) y las demás no han hecho si no corroborarlo. Prueba de ello es que la serie goza de buena salud, ya vamos por la quinta, rodándose la sexta y con un largometraje en espera. Yo soy fan incondicional, os recomiendo que no os la perdáis! Jack Bauer es mi heroe.

jueves, marzo 08, 2007

Demasiada Carne

Hoy he visto el video de la nueva canción que cantan Beyoncé y Shakira, que responde al título de "Beautiful liar". Y cuando he acabado de verlo, me he quedado un poco perpleja; todo el vídeo es un mero escaparate onanista, una declaración de amor de dos cantantes hacia ellas mismas. Tres o cuatro vestidos distintos ( con sus peinados a juego ), infinidad de planos desde todos los ángulos enfocando esos dos famosos culos sin piedad, y una coreografía que convierte ese clip en un mercado de carne. Dos cantantes de éxito, atractivas, millonarias y con talento, expuestas en una pared y moviendo las caderas como dos expertas jineteras. No me entendáis mal; no es que desapruebe que haya cierto grado de carne en un videclip o donde sea; pero convertirlo en un simple espectáculo voyeur me resulta algo vergonzoso.Es decir, me parece tan triste que las chicas sigan teniendo que recurrir a actitudes tan prehistóricas que a veces parece que no hayamos adelantado nada. Ese modus operandi es habitual en Beyoncé, chica religiosa muy dada a ir ligerita de ropa y bailar restregándose por el suelo como una gata en celo; sin embargo, ¿alguien recuerda a Shakira en los tiempos de "Donde están los ladrones..."? Una jovencita igual de mona, con el mismo talento, y un montón de personalidad, que incluso la música que hacía por esa época tenía mucha mas calidad ( que no éxito, por que el reggaetton, guste o no, da pasta, y mas si es con Alejandro Sanz ), ahora, varios años después, se ha convertido en una más. Ha perdido el sello que la distinguía de las demás cantantes que yo llamo "cantantes-gatito" ( es decir, que no cantan, solo maullan ). Si pones la MTV un día cualquiera, verás el mismo video una y otra vez: o un montón de mulatas buenísimas rodeando al rapero de turno y bailando a golpe de cadera, o cantantes singles, preferiblemente rubias, todas sacadas de un perfecto diseño de marketing cuyo máximo objetivo es calentar al personal. No sé, la música ya no es lo que era, nos hemos rendido al culto de la imagen y lo superficial. Que conste que a mi me encanta Beyoncé, creo que es una tía muy guapa con una buena voz, y que además sabe colocar como nadie sus canciones en el número uno; ella va montada en una noria gigante de fabricar dinero. Pero yo, que tengo 30 años, y me considero una chica de mente abierta, me sigo crispando cuando veo que incluso a día de hoy, dos cantantes tienen que acabar recurriendo a la vieja fórmula que todos conocemos : poca ropa + mucho escote + movimiento de culo + lluvia estratégica , o lo que es lo mismo, ¿ os apetece ver a dos chicas pelearse en el barro en bikini ? ¿O mejor un concurso de camisetas mojadas? Cero.