lunes, octubre 17, 2011

MEGAN IS MISSING

 

Título : Megan is missing
Director : Michael Goi
Año : 2011
Reparto : Amber Perkins, Rachel Quinn, Dean Waite

CUIDADO CON QUIÉN CHATEAS

"Megan es una adolescente americana de 14 años que, a pesar de su juventud, ya tiene una dilatada experiencia a sus espaldas. Se lleva fatal con su madre, sufrió diversos abusos sexuales y su máximo interés son los chicos y las fiestas; su mejor amiga, Amy, es lo opuesto a ella, y son inseparables. Pero un día, Megan conoce por chat a Josh, un chico interesante con el que queda en verse y ya nunca más aparece. Amy quiere averiguar que le pasó a su amiga...."

No voy a engañar a nadie. Este es un mockumentary muy, muy modesto. Se nota a la legua que está rodado con dos duros, pero eso no significa que no sea efectivo. Buscando información de la peli, leí por ahí que no era una película para adolescentes, y yo disiento; de hecho, yo la pondría en todas las casas donde hubiera chavales de estas edades para que la vieran bien y se dejaran de estupideces. Y con sus padres sentaditos al lado, si señor. Por que es el tipo de film que conseguirá que los padres no peguen ojo durante unas cuántas noches, sobre todo por que lleva la coletilla de "Inspirado en hechos reales". Si lo está o no en éste caso en concreto, a saber; pero que cosas así suceden a diario en todas partes del mundo, es un hecho. Así que ojo con quién habláis por internet, descerebrados de hoy en día. Os puede salir muy caro, como podéis comprobar en el film.

Amy y Megan, dos amigas muy diferentes que van a descubrir el miedo...
 La película hay que verla con un poco de paciencia. Durante un buen rato, de hecho, la mayor parte de su metraje, asistimos a una serie de grabaciones de video, conversaciones por chat y emisiones de telediarios donde nos van poniendo en situación. Conocemos a estas dos adolescentes, que son diametralmente opuestas : Megan ( una desconocida Rachel Quinn que está muy natural en su papel ) es la típica chica white trash que, a pesar de su corta edad, ya ha sufrido un par de abusos sexuales. Su madre pasa de ella, y ella pasa de todo menos de salir de juerga, ligar con tíos y ponerse hasta arriba de todo, que es lo habitual hoy en día. Pero he aquí que tiene a su mejor amiga, Amy ( Amber Perkins ), con la que no tiene nada en común. Amy tiene unos padres que la quieren, no sale de fiesta ni se droga y se porta exactamente como lo que es : una chica de 14 años. Hasta sigue teniendo la cama llena de peluches. Y es precisamente con la cámara de Amy con la que las dos chicas empiezan a grabarse contando sus experiencias; algunas son reveladoras ( el atípico relato de Megan sobre su primera felación ) y otras son devastadoras ( la fiesta de los adolescentes, una realista aproximación al entretenimiento de los jovenes hoy en día... y muy bien resumido en la respuesta que dá una de las chicas ante la pregunta que le hacen : ¿Cuál es tu meta en la vida? "Que me follen", responde ella ) Ajá ajá, que profunda..

Rachel Quinn es Megan
 En fin, que hasta aquí dá bastante miedo por el tema juvenil, pero entonces entra en escena Josh, un chico al que conocen a traves de un chat y del que solo podemos ver una supuesta foto en la que aparece un  rubio bastante guapete; sin embargo, nunca se le llega a ver en directo. Josh tiene cierta gracia ligando y Megan acepta quedar en verse con él. Después de eso, Megan desaparece y Amy queda destrozada, ha perdido a su única amiga y le es imposible reanudar su vida sin ella, pues se siente sola y perdida. Entonces decide ponerse en contacto con Josh para indagar sobre el paradero de Megan; craso error. Amy vá a descubrir lo que le ocurrió de la peor manera posible.

Amber Perkins es una convincente Amy
Y es en ese momento cuando la película rompe su trayectoria y empieza a darnos golpes; los momentos crudos vienen muy bien dosificados  cuando el espectador menos se lo espera, y funcionan como puñetazos en el estómago. Después de eso, llegan los famosos últimos veinte minutos, donde se condensa todo el terror que ofrece el film y que no es poco. No quisiera hacer spoilers por que pienso que es un film que merece verse sin saber en exceso, pero solo apuntar que contiene escenas que, sin entrar en el gore explícito, resultan muy desagradables. El final provoca angustia de la buena y recordemos que estas cosas pasan.

Los veinte minutos finales, lo mejor y mas terrorífico del film
A mí me ha gustado; repito, quizás la primera parte pueda resultar pesada a alguien que no sabe muy bien lo que vá a ver. A mí no me lo pareció en absoluto, pero oye, cada uno somos un mundo. Y ahora, papás y mamás, echadle un buen vistazo. Seguro que después decidís que estáis mejor sin internet.

6 comentarios:

El Especialista Mike dijo...

Pues tiene buena pinta por lo que cuentas, y si encima es moralizante para con la generación de bichos adolescentes que nos está tocando sufrir, mejor que mejor...

Ainarasoyyo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Perse dijo...

Doctor No,el panorama es absolutamente demoledor...
Ainara, si acojona, pero a personas como tú y yo no nos engañan tan fácil, cuando la ves te das cuenta...

Monidala dijo...

Uf, yo por un lado, como madre, prefiero no verla...

Por otro, como ingenua que soy, pues mira, igual si la veo me sirve como metáfora, porque eso de que a nosotras no nos engañan tan fácil, pues no sé yo... XDDD

Akematon dijo...

Hola he visto tu blog y he pensado que a lo mejor te interesaría participar en nuestra Revista. Es una revista de relatos fantásticos e ilustrados, que si sabes lo que significa Pulp no tendré nada más que explicarte. Buscamos más escritores e ilustradores, gente que quiera ver algo de ellos plasmado en un tomo físico. Si tu relato es publicado recibirás gratis en tu casa el número de la revista en donde haya aparecido. ¿Te intera? Si es así, entra en nuestra web, “estramboticos.es” y déjanos un comentario en el apartado epístolas. Un saludo

Perse dijo...

¡Gracias! No había visto éste mensaje.... a ver si tengo un rato libre y puedo pensar en algo que escribir, estaria bien!