sábado, diciembre 03, 2011

AMANECER PARTE 1

Título : Amanecer / Breaking Dawn
Director : Bill Condon
Año : 2011
Reparto : Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lautner, Billy Burke, Anna Kendrick, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Nikki Reed, Jackson Rathboone, Ashley Greene, Kellan Lutz.

 SOBREDOSIS DE SACARINA

 Ajajajaajajá! ¿Os pensábais que os íbais a librar de una super-mega-requete-entrada sobre la primera de la última parte de "La saga Crepúsculo"? ( Que redundante ha quedado, la verdad... ). ¡Pues no! Y mira que estoy perezosa con el blog últimamente, que me quedé sin internete y hasta se me olvida que lo tengo... pero no, esta película es taaaaaan digna de comentar que aquí he desenpolvado mi vagueza y me he puesto manos a la obra.
Además, como en su día ya comenté las primeras películas aquí y aquí, pues no podía cerrar tan edulcorado círculo vampírico, asi que here we go again.
Y en efecto, estamos ante la primera película del último libro; es decir, un libro tan enorme que los productores, my avispados ellos, decidieron hacer dos partes y así poder exprimir bien hasta el fin las gallina de los huevos de oro que ha resultado ser ésta saga que, por otro lado, es una mierda en general ( solo salvo "Luna nueva" y los últimos quince minutos de "Eclipse" ). En teoría, éste debía ser un film cuánto menos interesante de ver, dada la polémica que suscitaba en su día una escena concreta que tenía lugar mas o menos a la mitad de la lectura y también en parte gracias a la dosis de sexo que todas las lectoras llevaban esperando desde el principio. Pero que nadie se llame a engaño, nos han tangado bien en ámbos temas.....
¿Y donde nos habíamos quedado? Ah, si, con la ridícula e insípida pareja formada por la humana Bella ( una Kristen Stewart igual de sosa que en las anteriores tres entregas ) y el vampiro Edward Cullen ( un Robert Pattinson cada vez mas maquillado y aburrido ) a punto de casarse. Dado que ella tiene solo 18 años ( él tiene mas, pero eso no cuenta por que es vampiro ), todos nos preguntamos estilo Mourinho : ¿por que? Pues por que la nena es vírgen y el vampiro de lo mas tradicional, y ya por el segundo libro le dió la pista : sin boda no hay sexo. Así que la muchacha tiene que pasar por el aro y así empieza el film. Con un bodorrio muy estilo yanqui, celebrado al aire libre en un sitio donde llueve 366 días al año y todos vestidos de tafetán y satén brillante; lo único a destacar de esta escena es una breve intervención de la estupenda Anna Kendrick ( una actriz que debe estar tirándose de los pelos por haber firmado su participación en esta saga ) en uno de esos temidos discursos que se dan en las bodas. Luego aparece unos breves momentos nuestro amigo Jake (Taylor Lautner, haciendo lo de siempre), también conocido como el tío mas pesado del mundo, quién intercambia unas breves y emotivas palabras con la protagonista antes de echar a correr furioso y cabreado, que es otra cosa que hace a menudo éste personaje, generalmente después de arrancarse la camiseta para que las adolescentes mueran en las butacas del cine ahogadas en sus propias babas....

Ejemplo número uno : bodorrio infumable lleno de brilli-brilli... ¡ni J.LO!
Y he aquí que Edward y Bella se van de luna de miel a Brasil. Pero no, no se quedan en Río, para que si eso tiene pinta de ser divertido. Nooooo, ellos se van a una cabaña en medio de ninguna parte a no hacer nada, por que eso es exactamente lo que hacen, nada. Es aquí cuando todo el mundo se frotaba las manos esperando ver algo de carne en la noche de bodas.... ¡que nooooo!¡ Que la escritora es mormona, leches! Que ni en el libro pudimos oler chicha y mira tú que era complicado... lo único que vemos es que la Stewart se está quedando como el espíritu de la golosina, la pobre. No me extraña, con la mierda de papeles que acepta...

Ejemplo número dos : ¿Jugando al ajedrez en la luna de miel? What the fuck???
Bueno, pues la única noche de sexo da sus frutos y la niña se nos embaraza. Y como suele ser normal, lo primero que hace una hija es poner enferma a su madre, solo que a Bella la pone que da asquito. Tengo que admitir el estupendo trabajo que se curraron los de maquillaje, por que consiguen dejar a la muchacha absolutamente repugnante, de verdad. Y bueno, no hay mucho mas que explicar.... vuelven en un chas y se ocultan en la casa de los Cullen, donde por cierto, todos han cambiado de look inexplicablemente y a peor :
Rosalie con un pelucón negro espantoso, Jasper a quién le han pegado un alisado japonés de tomo y lomo, Alice, con un corte de pelo aún mas disparatado y mira que estaba chungo y Emmet, que se ha debido pasar tomando esteroides por que parece La Masa en sus mejores dias.
Y nada, por en medio tenemos algo de aventura de los hombres lobos, que ahora ya directamente nos doblan los diálogos hasta cuando están convertidos ( una escena un tanto ridícula ) y que tienen unos follones entre ellos tremendos, típicos de culebrón. Y es que estos lobos siempre andan igual, joder, que si la jerarquía, que si hay que matar a los híbridos extraños, que si tú me querías y ya no... en fin.

Ejemplo número tres : una escena de sexo en color sepia ya apesta a rancia antes de empezar...
Y llegados a éste punto, los amantes del cine de terror y/o gore, nos frotamos las manos recordando el sangriento parto de Bella en el libro y pensando : ¿Se habrán atrevido? Pues que va. Muchos primeros planos de la prota acompañados de gritos desgarrradores de dolor, pero nada mas, eso es todo. Dada la gran expresividad de la actriz, lo mismo podía habérsele caído el bebé con un "ay" y no habríamos notado la diferencia...... y eso es todo, dejamos a la muchacha tumbada en su camilla y abriendo sus ojos de vampira neófita al mundo. Es decir, ¿que hemos visto, qué ha pasado? NADA. Todo este rollazo para nada, no salen los Vulturis, no hay sangre, no hay sexo..... pero, ¿que mierda es ésta? Pues la misma de siempre, gente, ni mas ni menos. Solo otro pastel mas, ésta vez enorme, lleno de azucar, merengue, nata y todo lo dulce que se os ocurra, así que un consejo : lleváos insulina si no queréis morir por sobredosis de dulce de leche. El año que viene, por estas mismas fechas, la segunda parte y final de la saga.
Avisados estáis. Ah, eso si, esperar un ratín a que terminen los créditos, que hay unas escenas finales que, tristemente, son lo mejor del film.